domingo, 5 de febrero de 2012

Háblame quedito...


Sí...
háblame quedito y al oído,
allí en la sombra de la noche inquieta,
suavecito y pegadito a mi costado

Háblame callado...como el viento...
que se esconde en mi regazo
y en denuedo

Pequeño querubín de fuego
que sabes socorrer al tiempo,
con ese tu mirar…intenso!

Eileen

0 comentarios:

Publicar un comentario